2.4_Medita-Acción

Enhorabuena!! estás en la última lección de este módulo!! ¿Preparada para laMedita- acción? Dale al Play!

Descargar aquí Cuaderno 

Descargar aquí Lección 4

 

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. almudena.garcia

    Hola!! durante estas semanas de formación estoy procurando hacer cada día las meditaciones, no lo he instaurado en mi rutina diaria todavía, estoy en ello… tengo claro que es un cambio que quiero hacer porque me aporta mucha calma y paz, no sólo en el momento de hacer la meditación de la mañana y la noche, sino en el resto del día. Cuando pierdo la paciencia (como madre de mis dos pitufas), o estoy agotada, de mal humor… me está ayudando a mirarme y aceptarme en esos estados y automáticamente me sale la pregunta: «quieres seguir en este estado?» la respuesta suele ser que no, así que respiro y me digo: «Almudena, intenta llevar a tu día a día esa sensación tan agradable que sientes cuando meditas» y el resultado es variado claro, necesito más práctica, pero sí es cierto que me ayuda a bajar, me aporta tranquilidad y me evita ir a más en mi enfado, agotamiento, o lo que quiera que esté sintiendo en ese momento. Este trabajo me está ayudando mucho, hace tiempo que noto un vacío espiritual que no sabía muy bien cómo cubrir, esta formación me está dando lo que me faltaba; así que gracias por toda la información y por compartir vuestra experiencia desde un punto de vista tan bonito y tan técnico y profesional.
    Un abrazo!!

    1. Arantxa

      Qué bien, Almudena. Gracias por tus palabras. Nos ayudan a seguir compartiendo y tratando de mejorar cada día lo que hacemos. Nos alegra que te esté sirviendo y aportando tanto. Un abrazo

  2. Vero

    Gracias por esta preciosa enseñanza. Me da la sensación de estar muy atrás, y de que doy pasitos de hormiguita en esta trans formación.

  3. frederique.bonvin

    Hola Chicas,

    Estoy meditando de forma mas regular desde un año. Empecé con una meditación por la mañana y luego he ido incorporando audios de yoga nidra por la noche antes de dormir.
    La meditación de la noche (nidra yoga) me ha permitido
    • recuperar un enorme cansancio acumulado dado a la crianza de los niños por la falta de sueño bueno por los números despertares de las noches.
    • Y soltar las tensiones y preocupaciones acumuladas durante el día.
    La meditación de la noche es un must, pero reconozco que hay veces flaqueo con la constancia de la meditación por la mañana, por la excusa de quedarme un poco mas en la cama, empezar de forma automática con la rutina, hacer las cosas a ultima hora. Ahora si cuando no medito veo que es el día que me lleva, de una forma pierdo el focus de mi día….
    Al darme cuenta de eso, me saltan las alarmas: ¡tienes que meditar por la mañana!
    Un Abrazo

  4. Tirsa

    Buenas, esta lección me viene como anillo al dedo, en mi caso comencé la meditación también hace bastantes años, más de 10, y por periodos he estado más o menos activa. Antes del confinamiento estaba bastante activa y tenía las rutinas integradas en mi día a día.

    En mi caso no estoy confinada, lo estuve 15 días, con mi hija 24 horas, dedicada a atenderla, jugar, practicar yoga, sadhana… …. y de pronto, de un día para otro pasé de perder todo como autónoma y jugar de la mañana a la noche , a trabajar en servicios esenciales de atención a menores en desamparo, por lo que con todos los cambios que han surgido he perdido totalmente tanto la Sadhana personal, las rutinas…y casi que la cordura XD , etc.

    Esta lección me ha ayudado a parar un momento la mente y darme cuenta de qué ha ocurrido y cuáles son mis resistencias para retomar todas estas herramientas tan valiosas, así como me ha recordado que precisamente en este momento tan complejo e incierto las necesito más que nunca, pues me ayudan a mantenerme en mi centro y no perderme en las tensiones diarias.

    Así que además de ofrecerme herramientas de cara al «futuro» para estar en mi centro con el alumnado , me está suponiendo una gran ayuda para volver a mi centro en estos momentos. Gracias!

  5. Sonia Ourense

    Siempre se me había resistido mi sardana. Siempre tenía una excusa para no hacerla , me levanté tarde hoy no voy a poder,ya mañana si,mejor por la noche….luego me sentía mal por no hacerlo. Pero ahora,quizás por el momento vital que nos toca vivir ,porque no hay prisa, ni horarios , la estoy haciendo todas las mañanas y las noches. Estoy llevando el confinamiento muy bien,la verdad y estoy convencida que las meditaciones tiene mucho que ver. Yo conectó mucho o intento conectar con la gratitud ????

  6. lapsicoyogui

    Comencé a meditar en mi formación de profesora de kundalini yoga hace casi 10 años…. y ha llovido mucho desde entonces. Esta lección me ha recordado la importancia del desapego al resultado cuando meditamos. El hacerlo con contención amorosa, reconocernos y aceptarnos, a nostr@s y a las circunstancias. Ciertamente está siendo una experiencia transformadora e inspiradora en estos momentos tan especiales que todos atravesamos. El aprendizaje es sutil, pero intenso… Me está haciendo ver la imperante necesidad de reconectar con mi esencia y ser humilde. Gracias de nuevo una vez mas.

  7. elcerezodebuda

    Chicas, es normal sentir miedos, movimiento, inseguridad, etc… Sólo respirad y dejad que se movilice, sin luchar, esta es la verdadera meditación, la de abrazar todo lo que somos…. Seguimos!! Que bien leeros!!! Un abrazo

  8. Anya

    Hola,
    Me pasa a mí también pero con las meditaciones diarias que no siempre consigo conectar. Algunos días siento demasiados movimientos que me impiden llegar a sentirme cómoda, e incluso parar la práctica. Escuchando esta lección me doy cuenta de que a lo mejor estaba intentando luchar contra esas emociones, en lugar de observar sin juicios.
    Me apunto esos tips de hoy para llevarlos a las próximas prácticas y no perder la constancia. Me llevo sobre todo, el reto de encontrar ese «espacio de contención amorosa» que hay en mí en los momentos en los que se me hace más difícil conectar.
    ¡Un abrazo a todas!

  9. Cpedra3

    Buenas tardes, mi primer contacto con la meditación fue en las clases semanales de yoga kundalini (una o dos a la semana, no más) pero para mí solo se trataba de un espacio de «desconexión» con el mundo exterior. Gracias a la rutina diaria (Asana) y las meditaciones de la mañana y la noche, estoy experimentando éste cambio en mí misma, las dos primeras semanas sentía nerviosismo antes y durante la práctica, me atormentaba el no sentirme completamente en paz. Ahora estoy aprendiendo a abrazar ésta emoción y a entenderla y estoy consiguiendo hacerla desaparecer de una forma mucho más rápida pero a la vez tranquila, cada día que pasa me siento mejor, a lo mejor no lo estoy haciendo mal aunque yo creyese que algo fallaba.
    La meditación para encontrarte con la niña interior me está causando grandes emociones, movimientos internos e incluso me he tenido que enfrentar a un miedo. La he intentado llevar a cabo dos veces pero debido a ésto (me he llegado a asustar durante la práctica) no la he terminado. Como todo, sé que lo conseguiré, imagino que detrás hay un mensaje que tengo que ser capaz de descifrar. No sé si alguien habrá tenido alguna experiencia parecida.
    Un abrazo!

Deja una respuesta